Whatsapp y su principal problema, la adicción

Por -

 

Seguramente WhatsApp sea una de las aplicaciones móviles más demandadas por los usuarios de teléfonos móviles de última generación, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta las prestaciones que nos propone esta herramienta, y es que como ya sabéis a través de este servicio de mensajería instantánea tenemos la posibilidad de chatear con nuestros contactos así como también enviar todo tipo de archivos de forma completamente gratuita.

Queda claro de esta manera que estamos ante una herramienta muy funcional y útil, aunque suele ocurrir en muchos casos, también tiene sus inconvenientes, y en esta ocasión hay que hablar de la adicción que sufren muchos usuarios, especialmente adolescentes, a esta herramienta. ¿Cuándo podemos decir que una persona es adicta a WhatsApp? Sería difícil determinar cuando una persona cruza la línea que límita el uso del abuso de la herramienta, aunque lógicamente está relacionada con el tiempo que uno pasa chateando, aunque quizás más importante sea la necesidad que tiene de hacerlo o la importancia que le de a WhatsApp. Es decir, si un usuario deja lo que está haciendo, ya sea su trabajo, su estudio o una reunión de amigos, para consultar o contestar un mensaje recibido podríamos que existe una adicción a la aplicación.

Ser adicto al WhatsApp supone un serio problema, y es que a pesar de que muchos usuarios se defiendan diciendo que es una forma de comunicación gratuita y “que lo usa todo el mundo”, no podemos olvidar que, y como sucede con cualquier tipo de adicción, crea un malestar y una ansiedad a quien la padece, pudiendo provocar de esta manera todo tipo de problemas psicológicos en un futuro próximo. De hecho, son muchos los especialistas que ya han alertado del aumento de pacientes que acuden a terapia por adicción a los teléfonos móviles y se espera que esta tendencia siga en aumento en los próximos años.

Una vez hayamos advertido que tenemos un problema de adicción al WhatsApp es momento de poner de nuestra parte y superar este problema. Lo más aconsejable es acordar y respetar un horario de uso de la herramienta, mientras que en las horas restantes se aconseja silenciar la aplicación. Por otra parte, es conveniente también bloquear a aquellos usuarios que estén constantemente hablando sin aportar nada interesante así como también salir de los grupos en los cuáles no se trate ningún tema en concreto. Finalmente, en caso de que no seamos capaces de respetar ese horario establecido por nosotros mismos, lo más sensato es eliminar la aplicación de nuestro teléfono, que aunque ello suponga un aumento del gasto de nuestra tarifa mensual, seguro que se compensa al ganar en calidad de vida.

En definitiva WhatsApp es una aplicación muy interesante y rentable, sin embargo existen algunos usuarios abusan de la herramienta con los inconvenientes que ello supone.

Informático de profesión y Blogger por vocación, soy un entusiasta apasionado de las nuevas tecnologías, intento disfrutar el día a día, la felicidad está en el camino. Así que cada día cuenta! :) Ismael Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>