Reduce el tamaño de tus vídeos con Divx

Por -

El salto al HD supuso desde el momento en el que se produjo una mejora sustancial en calidad de imagen y sonido para nuestros vídeos. El mayor problema, aunque esto sea una realidad indiscutible, viene a la hora de manipular los citados clips, vídeos que normalmente terminan por tener un peso desmedido y que hacen tediosa hasta decir basta la tarea de gestionarlos o compartirlos por Internet sin ir más lejos. Reduce el tamaño de tus vídeos con DivX hasta un 50% y gracias al tutorial que hoy os hemos preparado.

divx10

El “truco

El “truco” de todo este proceso vendrá con la aplicación de un nuevo códec que optimiza las capacidades del H.264, el que hasta ahora era más utilizado por usuarios de todo el mundo que trabajan a diario con contenido Full HD. El HEVC, también conocido por H.265, recodificará nuestros vídeos creados con el códec anterior consiguiendo un peso mucho más ligero y una calidad exacta al original.

 

Paso a paso

 

1. Instalando DivX 10

Lo primero que haremos será instalar DivX 10 y su pack de herramientas al completo desde su web oficial. Realizamos una instalación corriente, asegurándonos de activar durante este proceso la instalación del complemento DivX HEVC, la clave de todo a fin de cuentas. Continuamos la instalación y esperamos a que finalice.

 

2. Elige la compresión

Abrimos DivX Converter mediante el nuevo icono ya disponible en el escritorio si lo hemos marcado durante la instalación. Si algo bueno ha conseguido DivX, es hacer de sus herramientas verdaderas joyas fáciles de usar, por lo que ahora seleccionamos nuestro vídeo desde la opción “Añadir archivos” y esperamos a que el programa detecte todos los detalles del mismo.

divx_2

Toca seleccionar un perfil de conversión. Tras concluir la instalación de DivX 10, inicia DivX Converter. Si manejas un archivo o varios con un peso cuantificado en gigas, te recomendaré ahora que acudas al perfil denominado DivX HEVC 1080p, el protagonista indiscutible de la décima versión de DivX que nos ofrecerá increíbles resultados tras finalizar el largo proceso (todo sea dicho).

 

3. ¡Disfruta de tu contenido!

Si ha finalizado la conversión, llega el momento de comprobar como tu nuevo vídeo mantiene calidad y añade aquellos parámetros que antes de convertir seleccionaste, por lo que ahora es tu elección la finalidad que el mismo tenga y el uso que le des a la herramienta en pro de una productividad mucho mayor que la actual.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tu red social favorita y acaba ya con esas largas horas de espera para compartir un vídeo en red :)

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>