Formato raw, conoce las ventajas e inconvenientes

Por -

Después de oír hasta la saciedad desde varios entendidos en fotografía digital que el formato RAW supera al JPG por diversos motivos, en las siguientes líneas me gustaría aclarar hasta qué punto puede ser esto verdad mostrando sus principales ventajas a inconvenientes. Aunque particularmente todavía no termino de encontrarle “la gracia”, lo cierto es que, cuando comienzas a utilizarlo de manera frecuente con tu cámara, te das cuenta de que las ganancias en calidad no solo se igualan sino que mejoran. Entremos en materia.

raw vs jpg

¿Qué es el formato RAW?

Pues diremos que el formato RAW es la recopilación de los datos que el sensor de la cámara capta tomados por el buffer de la misma y sin que posteriormente se procesen. En otras palabras, podríamos afirmar que no es un formato en sí, sino el punto previo al mismo ya que nuestros datos, todavía numéricos, deberían ser procesados para considerarlo formato (como el JPG sin ir muy lejos).

 

Ventajas

Si me permites ser un poco subjetivo en este terreno, te diré que el formato RAW es el ideal para personas con ciertos conocimientos en fotografía que se atrevan a manipularlas de distintas formas para lograr algo concreto. Al no tener ningún tipo de procesado, podremos toquetear varias características de nuestra captura que de otra forma nos resultaría imposible al venir ya implantadas por defecto. En resumidas cuentas, el RAW te dará la posibilidad, siempre teniendo los conocimientos, repito, de salvar alguna que otra fotografía que considerabas inservible al retocar determinados puntos de la misma.

Como muchos de los aquí presentes tenéis bastos conocimientos en esta especialidad, os recomendaré echar un vistazo a Adobe Photoshop Lightroom, uno de los mejores programas de la actualidad que te permitirán trastear hasta límites insospechados con tus RAW´s.

 

Inconvenientes

Olvídate de transportarlo ya que ni portarlo de ninguna de las maneras ya que, sencillamente, será ilegible por la mayoría de equipos que no tengan las aplicaciones necesarias previamente instaladas para este fin. Si quieres hacer esto, tendrás que convertir tus imágenes a algún formato universal como JPG, el ejemplo y referencia de hoy. Además de esto y por si fuera poco, como ya estarás suponiendo,  el tamaño de un RAW es del doble o el triple de una captura normal, algo que lógicamente te limitará bastante si quieres guardar una gran cantidad de estas en cualquier unidad de almacenamiento.

 

Ahora bien, la calidad es otro tema. Mientras que el JPG tiene 24 bits de color por píxel, el RAW llega a 36 y hasta 48, por lo que ahora es cuando de verdad tienes que plantearte qué te trae más cuenta para realizar tus fotos en cada momento. ¿Qué piensas al respecto? Deja un comentario con tu opinión.

 

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>